Nuvitmama, Author at Nuvit Mamá

En Nuvit Mama te ayudamos a resolver todas tus dudas sobre deporte, ejercicio o actividad física durante el embarazo

¿Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo? ¿Tiene algún beneficio? ¿Qué deportes podemos practicar? Y lo más importante…  ¿Afectará al bebe y a mi salud negativamente?

La actividad física o ejercicio durante el embarazo actualmente está recomendada por los médicos y sus beneficios contrastados por numerosos estudios internacionales.

Siempre y cuando tu médico te dé el visto bueno para practicarlo (ya que a veces hay embarazos de riesgo o se recomienda a partir del 2º trimestre por miedo a tener una pérdida), no dudes en practicar ejercicio de forma moderada y regular. Ser una mamá deportistas mejorará tu salud y en consecuencia la de tu bebé.

la actividad física y el embarazo aparte de ser complementarios y beneficiosos para que la etapa de gestación sea más saludable y llevadera, también es un factor que influye en la parte social, siendo esenciales para que durante esta etapa seas más ágil y activa.”


¿Qué beneficios tiene el ejercicio durante mi embarazo?

Hay múltiples beneficios físicos, psíquicos y emocionales para las mamás deportistas como tú.

–    Te sentirás mejor. Y no solo por el nivel de endorfinas que producirá tu cerebro si no que aumentará la sensación de control y de energía en tu cuerpo. Algo muy importante cuando tu cuerpo empiece a transformarse o cuando tengas que cargar con un peso en la zona pélvica.

–    Te verás mejor. El ejercicio hará que tengas un flujo sanguíneo más rápido hacia la piel, por lo que te verás con un aspecto más fresco y saludable.

–    Tendrás un parto más fácil. Al hacer ejercicio fortaleces tus músculos y controlas la respiración, lo cual hará que prepares tu cuerpo para el nacimiento del bebé, sobre todo si tienes un parto prolongado.

–    Recuperarás la figura que tenías antes del embarazo más fácilmente. Esto no quiere decir que vayas a adelgazar durante el embarazo, si no que mantendrás tu silueta como antes de quedar embarazada.

Y para mi bebé?

Para tu bebé hay cuatro beneficios directos.

–    Obtendrá un mejor desarrollo cognitivo con tan solo 20 minutos de ejercicio tres veces por semana. Según el experto David Ellember: “El ejercicio durante el embarazo mejora el desarrollo cerebral del niño”; y es que esto tiene todo el sentido si pensamos que el ejercicio es beneficioso para el cerebro del adulto, también lo será para el del bebé mediante las acciones que realice la madre.

–    Se previene el riesgo de obesidad infantil, lo cual puede sonar un poco raro, pero lo cierto es que un tamaño grande se asocia a un mayor riesgo de obesidad infantil, cada vez más frecuente en nuestra sociedad y que se debe tener muy en cuenta, pues un niño o un adolescente obeso tiene más posibilidades de contar con otras enfermedades.

–    Realizando ejercicio podemos ayudar a conseguir una posición correcta del feto, que  será beneficioso para que en el momento del parto no exista ninguna complicación que pueda afectar a la salud del bebé.

–    Una mejor oxigenación del bebé en el vientre, algo muy lógico si pensamos que el feto toma el oxígeno necesario a través de la sangre y que la actividad física aumenta el flujo de sangre.

Read more...

El café durante el embarazo

Es normal que en la mañana apenas nos levantamos tengamos ganas de tomar un buen café que nos de energía para iniciar el día, pero ahora que estas embarazada es un buen momento para dejar a un lado este habito. La cafeína puede aumentar los cambios de ánimo y también puede interferir en la forma como se absorben los nutrientes para tu bebe. Teniendo en cuenta que por el crecimiento de la barriguita vas a ir mas veces al baño, la cafeína es un diurético natural que te va hacer ir muchas más veces al baño de lo acostumbrado.

Según las estadísticas en Colombia las personas que toman café consumen aproximadamente 3,4 tazas al día. Hay que tener en cuenta que el café no esta de por si 100% contraindicado en el embarazo, pero es mejor disminuir su consumo, no solo por lo que ya sabes si no también porque aumenta los síntomas gastrointestinales como las náuseas y el reflujo.

La cafeína llega al torrente sanguíneo en 30-45 minutos después de la ingestión, luego se metaboliza y excreta a través de la orina. La vida media promedio de la cafeína en el cuerpo es de 4 horas, pero en el embarazo se metaboliza más lentamente, lo que se traduce en que las mujeres embarazadas generalmente mantienen los niveles de cafeína por más tiempo.

La OMS recomienda consumir menos de 300 mg/día de cafeína al día para reducir el riesgo de pérdida del embarazo y de bajo peso al nacer, sin embargo, en estados unidos el colegio americano de obstetras disminuyo esta recomendación a 200 mg/día. El consumo de café durante el embarazo está directamente asociado al riesgo de aborto espontáneo, entre 80% cuando se toman de 4 a 7 tazas/día y 300% cuando se consumen más de 8 tazas/día.

En la lactancia la cafeína puede pasar a la leche materna y en exceso puede causar insomnio e irritabilidad en los bebes. Pero OJO, no solo el café tiene cafeína, te relacionamos algunas bebidas que también contienen cafeína:

BEBIDACANTIDAD PROMEDIO DE CAFEINA (mg)
Café (8onzas o 240ml)137 mg
Chocolate con leche11 mg
Te instantáneo36 mg
Gaseosa con cola (1 lata)50 mg
Café descafeinado15 mg
Leche achocolatada8 mg

Basado en esta información vamos a darte unos tips para disminuir el consumo de café en el día mientras estés en embarazo:

  • Cambiar el café de la mañana por un café descafeinado: Recuerda que se trata de disminuir el consumo de cafeína, por lo tanto, si bajamos de 137 mg que tiene una taza normal de café a 15 mg que tiene un café descafeinado estamos haciendo un gran avance.
  • Si tomamos café porque tenemos frio, podemos cambiarlo por una bebida caliente como una leche achocolatada que tiene baja cantidad de cafeína e igual cumple la función de mantenerte caliente.
  • Si necesitamos el café para que nos de energía, podemos cambiarlo por una manzana verde, ya que la fructosa de esta fruta nos ayudara a darnos energía y además nos aporta fibra que es necesaria para disminuir el estreñimiento propio del embarazo.

Si decides consumir solo 1 taza de café en la mañana porque definitivamente no lo puedes dejar, pero te aumenta los síntomas como el reflujo y la regurgitación, no olvides que puedes utilizar antiácidos, sin embargo, recuerda no sobrepasar los 200 mg de cafeína al día.

Read more...

Alimentación para embarazadas

No se trata de comer siempre lo mismo o de hacer una dieta de contención. Consiste en comer lo mejor posible y adaptar tu alimentación a las diferentes etapas de tu embarazo.

Si estás pensando en ser mamá, lo primero que debes hacer es acudir a tu médico para establecer cuál es tu peso ideal antes de quedarte embarazada. Si sufres sobrepeso, lo mejor para ti y tu bebé es iniciar una dieta de adelgazamiento para que nada interfiera en el buen desarrollo del bebé.

• Alimentación para embarazadas: una dieta cambiante

La mayor parte de los médicos y nutricionistas adaptan la alimentación durante el embarazo a lo largo de los 3 trimestres. En cada uno de ellos, la alimentación para embarazadas cambia, varía, se adapta a tus necesidades. Durante el primer trimestre del embarazo, las mujeres no suelen engordar más de 3kg. En el segundo, entre 5 y 6 kg y en el último tramo, otros 3 o 4 kilos más.

• Miedo a engordar durante el embarazo

Ganar peso es inevitable. Tendrás más hambre, las digestiones se harán más pesadas, durante algún tiempo no podrás hacer tanto ejercicio físico, tendrás más sueño y los antojos pueden ser una tentación. Sin embargo, un embarazo es un proceso en el que el cuerpo de la mujer está creando vida y requiere de las vitaminas y nutrientes necesarios para que tu bebé se desarrolle correctamente. No te preocupes por el peso, hay maneras de controlarlo con una dieta equilibrada.

• Qué comer durante el embarazo

¿Qué deberías incluir en tu alimentación?

+  Ácido fólico o vitamina B9 son esenciales ya que evitan que el feto sufra malformaciones (como la espina bífida) en su sistema neurológico.

+  Hierro: fundamentales para los glóbulos rojos. Tomar alimentos con hierro como las carnes rojas o los moluscos, favorece además la absorción de la vitamina C, es decir, frutas cítricas.

+  Proteínas: esenciales para empezar a formar sus órganos. Están presentes en carnes, pescados, lácteos, legumbres.

+  Hidratos de carbono y azúcares complejos: son fuente de energía. Especialmente recomendables a partir del segundo trimestre. Están presentes en los cereales, la pasta, el pan o el arroz.

+  Fibra: frutas y verduras.

+  Vitamina D: tomar el sol unos minutos al día ayuda a asimilar esta vitamina.

+  Omega 3: es una de las vitaminas más importantes en el último trimestre del embarazo porque ayudan a producir mielina. Además el desarrollo cerebral de tu bebé se está generando en este último tramo y alimentos como el salmón a la plancha, sardinas, mariscos o el aceite de oliva son necesarios en tu dieta.

+  Yodo: vital para el desarrollo cerebral del bebé y su sistema psicomotriz. Existen suplementos vitamínicos especiales con yodo.

+  Calcio o magnesio: durante el embarazo suele producirse un déficit en estos dos minerales lo que favorece los temidos tirones musculares.

• Alimentación para embarazadas: alimentos que debes evitar

-Durante el embarazo debes adquirir nuevos hábitos de alimentación. Por ejemplo, abandonar el café, las bebidas de cola o los tés con teína.

-Las bebidas con gas no favorecen la digestión y suelen contener azúcares.

-Evita los fritos y rebozados.  Mejor optar por cocinar a la plancha o al vapor.

-Los alimentos cargados con sodio, al igual que los patés o los quesos blandos.

-Algunas mujeres sufren de estreñimiento en el segundo trimestre del embarazo pero los laxantes no son la mejor opción. Existen aportes vitamínicos de fibra aunque ten en cuenta que no se recomienda que una embarazada ingiera más de entre 20-30 gramos de fibra al día. Beber abundante agua -unos 2 o 2,5 litros- diarios ayuda a favorecer las digestiones. 

-En general, evita cualquier alimento crudo en tu dieta -incluidas las carnes, pescados azules, mariscos y fiambres- Estos alimentos crudos puedes estar infectados por la toxoplasmosis.

-Azúcares simples: hay que evitarlos en la medida de lo posible ya que éstos sí te harán engordar más. Además, cuanto más los evites, menos posibilidades tendrás de sufrir diabetes gestacional.

Read more...

Una dieta correcta durante el embarazo

Está demostrado que una correcta dieta es fundamental tanto para el desarrollo de tu bebé como para tu bienestar.

Los primeros mil días de vida corresponden al periodo comprendido entre el momento de la concepción hasta los 2 años de edad, etapa considerada como el periodo más crítico en la vida del ser humano; es crítico porque en él la velocidad de crecimiento es la más elevada, las necesidades nutricionales son muy altas y se forman todos los sistemas, órganos y tejidos corporales del bebe.

Requerimientos de calorías y nutrientes en el embarazo

La ingesta adecuada de macro y micronutrientes, son fundamentales para una adecuada nutrición, mientras que una mala nutrición por déficit o exceso puede asociarse con resultados adversos tanto para la madre como para él bebe

Tres objetivos básicos, para una adecuada alimentación

  1. Garantizar el aporte óptimo de calorías, nutrientes, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales.
  2. Contribuir a disminuir la aparición de complicaciones con diabetes gestacional, preeclampsia y anemia por déficit de hierro y/o ácido fólico
  3. Promover una ganancia adecuada de peso durante todo el periodo gestacional

Requerimiento Calórico

Una mujer durante el periodo de gestación no aumenta significativamente durante el proceso “No hay que comer por los dos” estudios reportan un aumento en el requerimiento calórico de 90 a 125kcal/día primer trimestre, 286 a 350 kcal/día en el segundo trimestre y 466 a 500 kcal/día en el tercer trimestre, sin embargo las necesidades de energía varían según las actividades física, peso pregestacional, la edad, la estatura de la madre razón por la cual las recomendaciones deben ser individuales

Proteína

Proporcionan aminoácidos esenciales, con funciones esenciales en el crecimiento y desarrollo fetal, participan el proceso de formación y reparación de tejidos

Recomendaciones de la RIEN, población colombiana es de 1.53g/kg/día

Las proteínas pueden ser de alto valor biológico o de bajo valor biológico, esto va a depender de la cantidad de aminoácidos que contengan, las proteínas de tipo animal se consideran del alto valor biológico mientras que las proteínas de tipo vegetal se consideran de bajo valor biológico.

Carbohidratos

Principal fuente de energía para el organismo, la glucosa derivada de los carbohidratos, es la principal fuente de energía utilizada para el crecimiento intrauterino. Es importante seleccionar carbohidratos de calidad como leguminosas, cereales integrales, productos a base de maíz, tubérculos y plátanos,

Se recomienda que la mujer en gestación evite el consumo de azúcar, panela, miel, bebidas azucaradas por su alto aporte calórico y su bajo contenido nutricional. Preferiblemente alimentos lácteos con sacarosa

Grasas

Es un nutriente básico, se recomienda grasas de origen vegetal por su aporte de ácidos grasos esenciales son buena fuente de ácidos grasos omega 3 y omega 6 y vitaminas liposolubles A,D, E y K . Las principales fuentes alimentarias de estos ácidos grasos son el aguacate, aceite de canola, maíz, girasol, soya, frutos secos como maní, nueces y almendras, semillas de girasol, linaza y chía ajonjolí.

El pescado de mar es la principal fuente dietaría de DHA (ácido decosahexanoico y EPA (ácidos eicosapentaenoico), ácidos grasos polinsaturados.

DHA

Es necesario para el desarrollo normal del desarrollo del cerebro y la retina del bebé en formación; los pescados con mas alto contenido de estos ácidos grasos son la sardina, el salmón, el arenque, la trucha arco iris, el pargo rojo y la tilapia

Vitaminas

Una alimentación equilibrada satisface los requerimientos de todas las vitaminas excepto la vitamina B9 o acido fólico, la cual debe ser suplementada idealmente 2 meses antes de la concepción y continuar el consumo durante el periodo de gestación

Acido Fólico

Se requiere en la síntesis y en la división celular, durante la gestación cumple con una función principal,  el desarrollo de células y tejidos  fetales necesario para la formación del cerebro y la medula espinal.

Inositol

El inositol es un compuesto celular presente en la mayoría de las células, que aún no se ha definido bien su procedencia, se considera un carbohidrato porque se metaboliza de la glucosa, pero también hay estudios que lo consideran parte del complejo B, es decir es una vitamina llamada B8.

En él bebé el inositol promueve la maduración de varios componentes del surfactante pulmonar mejorando la maduración, además, puede tener un rol fundamental en la vida fetal y en la neonatal temprana. En la mamá en gestación el inositol por su rol de segundo mensajero previene patológicas propias del embarazo como diabetes gestacional, preeclampsia y disminuye el riesgo de déficit del tubo neural.

Vitamina B  Cianocobalamina

Importante en el metabolismo de la proteína, en la formación de los glóbulos rojos y en el mantenimiento del sistema nervioso central, durante el embarazo favorece el desarrollo cerebral del bebé

Vitamina D

Ayuda a promover la salud ósea, el desarrollo del sistema inmune y la función pulmonar el del bebé, la suplementación durante el embarazo reduce el riesgo de preeclampsia, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Según la RIEN es de 600 UI internacionales por día

Hierro

Principal componente de la hemoglobina, cumple una función esencial en el transporte del oxígeno a los tejidos. La principal causa de anemia en el mundo es la deficiencia de hierro la cual afecta al 22% de las mujeres en edad fértil, se recomienda que todas las mujeres embarazadas tomen un suplemento con hierro de 30mg por día desde el inicio de la gestación para prevenir la anemia por deficiencia de hierro.

Read more...

Cómo controlar la acidez y el reflujo durante el embarazo

Si eres una futura mamá, y estás sintiendo esa incómoda acidez, ese ardor en el estómago que puede llegar a ser bastante molesto, por todos los síntomas asociados, esta información es para ti.

Durante el embarazo es normal que tu cuerpo empiece a cambiar cada día y tal vez llegues a sentir molestias como fatiga, dolor lumbar, cefalea, náuseas, vómitos, acidez e indigestión entre otros… derivadas precisamente de estos cambios; pero tranquila, NO eres la única. La buena noticia es que hay múltiples alternativas para atenuarlos, disfrutar de tus antojos y pasar tus días felices y tranquilos.

La sensación de acidez en la boca del estómago afecta al 80% de las mujeres embarazadas, y la causa más común es simple: el útero está aumentando de tamaño y necesita espacio. Al crecer el útero, el estómago tiene menos espacio y se repliega hacia arriba, haciendo más fácil que el contenido ácido del estómago suba hacia el esófago, provocando así el temible ardor.

Los cambios hormonales no vienen solos…

Durante el embarazo aumenta la progesterona, situación que produce una relajación del esfínter gastroesofágico, que es la “puerta” que controla el paso de la comida, en consecuencia, este no estará funcionando al 100%, empeorando la situación y volviendo lento todo el sistema digestivo.

Qué puedes hacer para mejorar los síntomas:

En este tiempo que estás viviendo e incluso después, existen alternativas para mejorar los síntomas; el tratamiento para las mujeres embarazadas con acidez es muy parecido al tratamiento para otras personas que lo sufren: primero se enfoca en tratamientos no farmacológicos, basados en hacer algunos ajustes al estilo de vida, y luego como tratamiento farmacológico se pueden usar los antiácidos.

Los antiácidos, que contienen carbonato de calcio son seguros durante el embarazo; además de neutralizar el pH gástrico que disminuyen la acidez estomacal, aportan calcio que es absorbido por la futura mamá, para su beneficio y el de su bebé. No es aconsejable tomar antiácidos que contengan aluminio, pues te pueden causar estreñimiento y su consumo excesivo puede ser tóxico.

Dentro de los cambios en el estilo de vida de las embarazadas, que ayudan a disminuir los síntomas del reflujo gastroesofágico – ERGE están: Comer varias veces en el día, pero en porciones más pequeñas, evitar las comidas muy condimentadas o picantes, los tomates, las naranjas, el chocolate; la menta y el café empeoran los síntomas, y en la noche es recomendable comer de 2 a 3 horas antes de acostarse a dormir.


Si deseas conocer más información, entra a www.supreflux.com

Read more...

Cuidados durante el embarazo

Para vivir un embarazo saludable y que tu bebé nazca sin problemas o malformaciones, hay ciertos cuidados que es necesario que lleves a cabo antes y durante este período.

 Cuidados antes del embarazo

Los cuidados antes del embarazo son tan importantes como los cuidados durante el embarazo, por eso, si ya tomaste la decisión de embarazarte, es importante que la familia y en especial tú como madre prepares tu cuerpo para vivir esta nueva etapa.

  • Revisa tu estado emocional y físico (nutrición, vacunas, higiene personal)
  • Antes y durante el embarazo toma ácido fólico para prevenir malformaciones en el bebé.

 Cuidados durante el embarazo

Hay cuidados que es importante llevar a cabo durante todo el embarazo ya que tú y tu bebé vivirán muchos cambios a los que tendrán que adaptarse en poco tiempo

Alimentación

Aliméntate sanamente, pues esta es una forma sencilla de cuidar tu salud y la de tu hijo durante el embarazo, además de evitar el sobrepeso o la mal nutrición. Recuerda, todos los alimentos que consumas en este periodo contribuirán a la formación, crecimiento y desarrollo del cerebro, la vista, el oído y todas las partes del cuerpo del bebé, así como para la formación adecuada de la placenta. Como verás en las siguientes recomendaciones, la clave de una buena alimentación se encuentra en la variedad y la calidad de los alimentos

Come varias veces al día incluyendo en tu dieta alimentos variados, suficientes y balanceados para asegurar que recibas todas las vitaminas, minerales y nutrientes para ti y el bebé en desarrollo como:

  •  Frutas, verduras, leguminosas, cereales y granos enteros como avena, arroz, maíz o pan integral debes incluirlos en tu dieta diaria.
  • Leche semidescremada o queso fresco evitarán la descalcificación de tus huesos porque son ricos en calcio.
  • Espinacas, huevo, carne roja   te ayudarán a no sentirte cansada o decaída o correr el riesgo de tener anemia porque son ricos en hierro.
  • Acelgas, frutas secas o jugo de naranja, contienen ácido fólico; es una vitamina B importante, que se encuentra en las verduras de color verde, así como en suplementos y es esencial para favorecer que tu bebé tenga un adecuado desarrollo físico.
  • Naranja, limón, papaya, melón, manzana, mandarinas o zanahoria son frutas y verduras variadas y ricas en vitamina C que permiten absorber mejor el hierro.
  • Si tu doctor te lo indica puedes tomar suplementos alimenticios que contengan los minerales y vitaminas que son necesarios para este período.
  •  Bebe mucha agua, esto te permitirá evitar el estreñimiento o las infecciones urinarias y mantener tu piel hidratada.
  •  No fumes ni tomes bebidas alcohólicas, las sustancias tóxicas que tienen los cigarros, el alcohol y otras drogas pueden causar daños severos no sólo para ti sino para tu bebé.

 Visitas al doctor

  • Asiste a los controles prenatales para ver cómo progresa y crece tu bebé, además de recibir las vacunas  correspondientes. Generalmente durante un embarazo normal, las mujeres  asisten al médico al menos cinco veces. Durante tus consultas el médico hará pruebas para valorar tu estado de salud y el de tu bebé.
  • Toma sólo medicamentos recetados por tu doctor, pues muchos medicamentos pueden afectar a corto o largo plazo el desarrollo de tu bebé.

 Hábitos saludables

  • Mantén una buena higiene en tu espacio y  en los alimentos que consumas para evitar enfermedades, conservar tu salud y la armonía en tu cuerpo y tu hogar.
  • Haz ejercicio moderado evitando fatigarte, mejorará tu  estado de ánimo y tu imagen, asegurará una ganancia de peso adecuada, te mantendrá relajada, disminuirá el estrés, dormirás mejor, incrementará tu resistencia y tono muscular para la labor de parto y te ayudará a  recuperarte con mayor rapidez del mismo. Puedes caminar, bailar, nadar o elegir otra actividad que te agrade, procurando que no sean actividades en las que puedas lastimarte.

Salud emocional

  • Evita situaciones estresantes o violentas ya que los sentimientos de estrés y angustia alteran el funcionamiento de tu cuerpo y afectan tanto la salud física, mental y emocional tuya como la del bebé.
  •  Vigila tu salud emocional ya que, en algunos casos, junto con el embarazo algunas personas pueden deprimirse y presentar problemas para concentrarse, irritabilidad excesiva, ansiedad, cambios de humor, problemas para dormir, fatiga, tristeza persistente, pérdida de interés en cosas que importaban y cambios de apetito.
  •  Prepárate con tu pareja para la llegada del bebé, tomen sesiones informativas, hagan ejercicio juntos y practiquen técnicas de relajación y respiración. Todo esto les ayudará a confiar en su capacidad para responder y participar en el nacimiento y crianza de su hijo.

Signos de alarma

Independientemente del período de embarazo en el que te encuentres, hay algunos signos que debes atender, pues pueden indicar que hay un riesgo en tu salud o en la del bebé o pueden ser señales de que el bebé nacerá prematuramente, por lo que será importante que acudas con tu pareja de inmediato al centro de salud. Entre estos signos están: sangrados, excesiva hinchazón de pies, manos o de otras partes del cuerpo, fiebre, dolores de cabeza fuertes y frecuentes, ardor o dolor al orinar, poco aumento del vientre o falta de movimiento del bebé a partir del cuarto mes, salida de líquido amniótico, endurecimiento repentino y dolor en tu vientre (contracciones) antes de las 37 semanas o en general si sientes que algo no es normal.

Ha terminado el tiempo en el que tu bebé vivirá dentro de ti, tú lo has nutrido, juntos han descubierto este nuevo mundo, lo has acompañado en el inicio de su vida, ahora seguirá su camino a tu lado, de su padre, de su familia, y con su cariño, sus cuidados y su aceptación él encontrará cada día su razón de ser.

Read more...

¿Nuestros hijos son inmunes al Coronavirus?

Ha habido niños contagiados con Coronavirus (Covid-19), pero no se puede negar que en ellos, el contagio es menor. Hasta no hace mucho se pensaba que solo afectaba a las personas mayores y a adultos de más de 30 años, siendo por cada década mayor, más peligroso el virus para la persona afectada.

Hoy, y dado los casos que van apareciendo, se sigue pensando que el virus afecta con mayor agresividad a personas de más de 60 años, pero cualquier persona puede contraer el coronavirus, incluso los niños. Simplemente, que a medida que se tiene más edad, es más probable que la persona pueda fallecer, sobre todo, si tiene patologías previas.

Poco contagio en los niños

Hay poco contagio en los niños, pero no son inmunes del todo, aunque lo manifiestan de manera muy leve. Los niños pueden ser portadores del virus apenas sin darse cuenta y estar contagiándolo a otras personas.

Las personas, a medida que tienen más edad, su sistema inmunológico no puede luchar de manera eficiente contra el virus y es por eso que el Coronavirus (Covid-19) coge fuerza dentro del organismo y puede vencer a la persona. En este sentido, las personas mayores, las mujeres embarazadas, personas con enfermedades autoinmunes, personas con cáncer y cualquier persona con patologías previas en su salud, son personas de alto riesgo.

Según algunas fuentes, puesto que los niños suelen estar expuestos con mayor frecuencia a los microorganismos que provocan diversas enfermedades, así como la gripe, es probable que tengan los anticuerpos necesarios que les sirven como una especie de protección contra el Coronavirus Covid-19.

Hay que protegerlos igual

Aunque haya menos casos hay que protegerlos igual del Coronavirus (Covid-19), sobre todo también, porque aunque sea leve o no presenten síntomas, pueden transmitir el virus sin darse cuenta.

Según la CNN, de casi 45.000 casos confirmados en China hasta el 11 de febrero, solo hubo una muerte en alguien menor de 20 años, además el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades declara que no hubo fallecimientos entre niños menores de 10 años.

Los números muestran que los niños portan el coronavirus pero no desarrollan síntomas graves. Si desarrollan algún síntoma, es leve y que se agrave es muy raro.

La preocupación se halla por supuesto, en que los niños pueden contagiar a los colectivos más vulnerables apenas sin que nadie se dé cuenta, cómo son sus abuelos. Por lo tanto, los padres y los niños deben tomar precauciones de sentido común recomendadas para evitar la propagación del virus. Es necesario tomar conciencia de esto, Sé responsable, enseña responsabilidad social a tus hijos y de paso, protégelos quedándote en casa mientras todo vuelve a la normalidad poco a poco.

¿Cómo protegerse del coronavirus?

Las embarazadas deben tomar las mismas precauciones que el resto de la población para evitar COVID-19 a través de las siguientes recomendaciones:

• Lavándose las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón

• Manteniendo una distancia física con las demás personas, y evitando lugares concurridos

• Evitando tocarse los ojos, la nariz y la boca

• Teniendo una buena higiene respiratoria. Supone cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo al toser o estornudar. El pañuelo usado debe ser desechado inmediatamente

La Organización recuerda que, si se presentan síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar, se debe buscar asistencia médica, pero antes de acudir al centro hay que avisar por teléfono y seguir las instrucciones de su autoridad médica local.  

Las mujeres embarazadas y las que hayan dado a luz recientemente, incluidas las afectadas por la COVID-19, deben acudir a sus citas médicas de rutina, y no suspenderlas por la pandemia. 

La OMS ha pedido a los países que den prioridad a las embarazadas que presenten síntomas para realizarles las pruebas correspondientes del virus.

Cuidados médicos en el parto y la lactancia

Todas las mujeres embarazadas, incluso cuando se sospeche o se haya confirmado que tienen COVID-19, tienen derecho a recibir atención de alta calidad antes, durante y después del parto. Esto incluye atención de salud prenatal, neonatal, postnatal, intraparto y mental.               

Una experiencia de parto segura y positiva implica:

• Ser tratada con respeto y dignidad   

• Estar acompañada por una persona de su elección durante el parto     

• Comunicación clara del personal del servicio de maternidad

• Estrategias adecuadas de alivio del dolor

• Movilidad en el trabajo de parto, de ser posible, y elección de la postura del parto

 Según la Organización, si se sospecha o se ha podido confirmar que la embarazada tiene el coronavirus, los trabajadores de la salud deben tomar todas las precauciones adecuadas para reducir su riesgo de infección y el de terceros, incluida la higiene de manos y el uso de indumentaria de protección como guantes, bata y mascarilla médica.

Incluso una mujer infectada, puede seguir amamantando a su bebe y cuidándolo, pero debe tomar las siguientes precauciones:

• Tener una buena higiene respiratoria mientras amamanta a su bebé, usando mascarilla.

• Lavarse las manos antes y después de tocar el bebé

• Limpiar y desinfectar de manera rutinaria las superficies que haya tocado

Recuerda estar lavando tus manos y las de tus hijos como medida de prevención.

Fuentes:

  • Revista digital dirigida a padres, madres, mujeres embarazadas

               www.etapainfantil.com/ninos-inmunes-coronavirus

  • Organización Mundial de la Salud (OMS)
https://www.who.int/csr/resources/publications/swineflu/gpsc_5may_How_To_HandWash_Poster_es.pdf
Read more...

Mis primeros días como mamá

Pensar en cómo ha sido para tu bebé la experiencia de nacer, te ayudará a ponerte en su lugar y comprenderlo. El nacimiento ha representado un gran cambio para él. Tu vientre fue su hogar durante 9 meses, un lugar que le proporcionó bienestar y le brindó una gran sensación de plenitud, allí no existían necesidades que satisfacer, permanecía abrazado las 24 horas del día, su temperatura corporal siempre estaba regulada y era alimentado de forma continua.

El nacimiento ha sido un gran cambio que ha generado en él nuevas experiencias que lo tienen desconcertado. Lo alivia estar en tus brazos, alimentarse de tu pecho, o simplemente escuchar el latido de tu corazón. Sentir hambre o frío son situaciones que le generan angustia. Tú y tu cuerpo son su único lugar de referencia, contigo no corre riesgo, está a salvo de la sensación de peligro que lo invade constantemente. Además de todo esto, tú bebé también percibe múltiples sensaciones agradables. Conocer el mundo es atractivo para él y poco a poco tendrá más curiosidad e interés por su entorno.

Lo más importante para que su desarrollo psicológico se dé de forma adecuada es que puedas acompañarlo en este proceso, y que estés totalmente disponible para él los primeros días. Que lo arrulles, le hables, le cantes y lo acaricies, produce en él sensaciones placenteras que le ayudarán a organizar su mundo y a estimular su deseo de vivir.

Sin embargo, no solo es el bebé quien se encuentra viviendo un sin fin de experiencias nuevas, tú también. Los primeros días después del parto puede que te sientas emocionada porque ya por fin tienes a tu hijo en brazos. Es probable que ser madre te haga sentir más fuerte para hacer las cosas, ya que tienes un motivo más para vivir. Pero también puede ocurrir lo contrario, que la noticia logre que te encuentres más sensible emocionalmente, más temerosa, más cansada de lo normal y con menos tiempo para ti.

Tomar en cuenta la cantidad de cambios que ocurren los primeros días después del parto, tanto para ti como para tu bebé, puede ayudarte a manejar este momento con mayor conciencia y tranquilidad.

Aquí te dejamos algunas ideas que podrían facilitarte estos primeros días con tu recién nacido:

  • Date tiempo. Después del parto ambos necesitan espacio físico y mental para estar juntos, conocerse e ir descubriéndose mutuamente. Es por ello que necesitas contar con tiempo de calidad. Necesitas que tu principal y casi única tarea sea la de cuidar y atender a tu bebé. Es una etapa para disfrutar de tu bebé, contemplarlo sin apuros e ir encontrando el ritmo de ambos poco a poco.
  • Pide apoyo y ayuda. Tener este tiempo es posible si contamos con una red de apoyo. Con frecuencia queremos ser autosuficientes, pero es importante dejarse ayudar o pedir ayuda. Hacer las labores de la casa, como cocinar, limpiar, hacer mercado, son tareas que al comienzo suele ser muy difíciles de llevar a cabo. Contar con el apoyo físico o emocional de tu pareja o familia puede hacer que estos días sean más llevaderos para ti y tu bebé.
  •  Cuídate. el bienestar de tu bebé depende del tuyo. Estás a cargo de un ser indefenso que necesita de ti. Por eso es fundamental que te cuides e intentes alimentarte bien y descansar mientras él duerme.
  • Permítete expresar tus sentimientos. Date permiso para expresar tus sentimientos. Los cambios hormonales durante los primeros días, sumados a toda la experiencia del nacimiento, generan una revolución emocional. 
  • No te obligues a estar siempre de buen ánimo. Habla con tu pareja, con tu madre, tu hermana o alguna amiga. Para digerir todo lo que has vivido estos últimos días y adaptarte a los cambios, a veces es necesario atravesar por momentos de reflexión que te pueden generar tristeza o temor, sentimientos que son válidos.
  • Siéntete libre. Ser madre es un proceso de construcción que se va dando en el hacer. Tener la libertad y la confianza para equivocarse y probar, es de gran ayuda: te permitirá ir encontrando tu forma particular y única de ser madre.

Fuente: https://www.serpadres.es/bebe/0-3-meses/articulo/5-claves-para-afrontar-los-primeros-dias-del-bebe-651496399683

Read more...

CÓMO ALMACENAR Y PREPARAR LA LECHE MATERNA

En algún momento durante el periodo de lactancia, la madre tendrá que extraerse la leche materna, ya sea porque se incorporó a su vida laboral o por alguna enfermedad del bebe que así lo amerite, por lo que se hace necesario conocer algunos aspectos importantes sobre el proceso de extracción y conservación de la leche materna, con el fin de garantizar las propiedades nutricionales y fisiológicas de la leche materna se conserven para beneficiar al bebe. Hay que tener en cuenta que La leche materna tiene propiedades antibacterianas que permiten almacenarla en determinadas condiciones por periodos prolongados.

  • ANTES DE EXTRAERLA:

Lavarse bien las manos antes de extraer y manipular la leche, así mismo hay que revisar que los recipientes en donde se almacenara la leche que se extraiga estén limpios y se hayan lavado correctamente con agua (caliente) y jabón, preferiblemente utilizar recipientes de vidrio con tapa plástica.

No es necesario lavar pechos ni pezones antes de la extracción. Con la ducha diaria es suficiente. No conviene tocar el interior del recipiente en el que se almacenará la leche, para que no entren bacterias; el envase debe cerrarse inmediatamente después de introducir la leche.

  • COMO ALMACENARLA:

Según la Asociación de Pediatría Española el tiempo aproximado de conservación de la leche materna variará en función del tipo de leche, la temperatura y las características del sistema de almacenamiento, aunque lo ideal es refrigerarla inmediatamente una vez extraída.

Tiempo de conservación:

  • Calostro a temperatura ambiente (27-32 ºC): 12 horas.
  • Leche madura:

        A temperatura ambiente:

  • 15 ºC: 24 horas
    • 19-22 ºC: 10 horas
    • 25 ºC: 4 a 6 horas
    • 30-38 ºC: 4 horas

Refrigerada (en nevera) entre 0 y 4 ºC: 8 días. Cuanto más estable sea la temperatura mejor se conservará la leche, por lo que se aconseja no ponerla en la puerta del frigorífico.

        Congelada:

  • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas.
  • En un congelador que es parte de la nevera, pero con puertas separadas (tipo combi): 3-4 meses. No conviene almacenarla tampoco en la puerta del congelador porque la temperatura es menos estable.
  • En un congelador separado, tipo comercial, con temperatura constante de -19 ºC: 6 meses o más.
  • CUANTO ALMACENAR:

Se recomienda guardar, en cada recipiente, pequeñas cantidades de leche (60-120 ml) sin llenarlo completamente, para permitir que la leche se expanda al congelarse, además evita el desperdicio de leche materna a la hora de calentarla, ya que el bebe suele tomar muchas veces, pero en pocas cantidades. Es muy recomendable etiquetar los recipientes con la fecha de congelación para ir descongelando la leche más antigua. No es aconsejable agregar leche recién extraída a la leche que ya se ha enfriado o congelado, para evitar el recalentamiento de la leche ya almacenada.

  • COMO DESCOGELAR Y CALENTAR LA LECHE MATERNA:

La leche se puede descongelar lentamente, sacándola del congelador la noche previa y poniéndola en la nevera o también puede descongelarse rápidamente con un baño maria

Tras la descongelación se debe remover bien para mezclarla. La leche humana almacenada forma capas de diferentes colores (la grasa arriba) siendo este aspecto normal. Puede ser administrada al bebé fría, a temperatura ambiente o calentada previamente. Para una misma toma puede mezclarse leche extraída y congelada en distintas fechas.

  • QUE NO DEBO HACER:

NO calentar la leche en el microondas: Como el calentamiento en el microondas es irregular puede provocar quemaduras en el bebe al momento de la toma, además el exceso de calor en la leche materna puede destruir los factores antiinfecciosos o inmunoglobulinas presentes en la leche materna.

NO volver a congelar leche que ya se ha descongelado: Puede mantenerse durante otras 24 horas refrigerada, siempre que no haya sido calentada ni haya estado en contacto con la saliva del bebé, pero pasado ese tiempo debe desecharse

 NO dejar que al calentar la leche materna esta hierva: El exceso de calor puede dañar las propiedades inmunológicas de la leche, conservando las nutricionales.

  • TIPOS DE ENVASE:

Los recipientes para almacenar leche materna no necesitan ser esterilizados, pero sí hay que lavarlos previamente con agua caliente y jabón, dejándolos secar al aire.

Basándose en estudios realizados, las asociaciones de bancos de leche aconsejan utilizar recipientes duros (plástico duro, opaco o transparente, y cristal), porque provocan una menor pérdida de factores defensivos de la leche durante el almacenamiento. Además, recomiendan el cierre de los mismos con tapa dura. Las bolsas de plástico blando son prácticas y poco costosas, pero condicionan una mayor pérdida de componentes defensivos y se derraman y rompen con mayor facilidad. Deberían evitarse los recipientes que contengan bisfenol A (BPA), presente en algunos plásticos, debido a la controversia en relación con sus efectos adversos sobre la salud.

FUENTES:

  1. Navarro, A. (2019). Asociación Española de Pediatría. Leche materna: cómo conservarla y almacenarla | EnFamilia. Retrieved from https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/leche-materna-como-conservarla-almacenarla
  2. La Liga de la Leche, España > Lactancia Materna > Extracción y almacenamiento de leche materna. (2019). Retrieved from http://www.laligadelaleche.es/lactancia_materna/almacenamiento.htm
  3. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Sociedad Colombiana de Pediatría. Cartilla Empezar una nueva vida. Dic/2016. https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/files/Empezar_una_nueva_vida.pdf
  4. Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Consejería en Lactancia Materna: Curso de Capacitación. Guía del Capacitador. Ginebra: OMS, OPS, Unicef; 1993. https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/pdfs/bc_participants_manual_es.pdf
Read more...

EL EMBARAZO: UNA EXPERIENCIA POSITIVA

El embarazo, el parto y el posparto son eventos que generan grandes emociones y cambios en la vida de la madre, la pareja y su familia; la concepción de un nuevo ser es definido por expertos como una transicion en la vida, es decir un transito entre dos periodos de uno estable a uno completamente nuevo y diferente. Este tipo de cambios o de transiciones tienen repercusiones no solo en los papás si no en todos los integrantes de la familia (abuelos, tios, etc)

El embarazo genera dudas, temores y expectativas que hacen que la mujer planee su nueva vida una y otra vez con el fin de adaptarse al nuevo rol de ser madre. Según la OMS la atencion prenatal debe plantearse como una experiencia positiva, en la que TODOS estamos involucrados, no solo la familia, si no los amigos, las personas en el ambiente laboral y los servicios de salud.

Está comprobado que el embarazo y el nacimiento de  un  hijo  o  hija  pueden  generar  algunos  miedos, dudas  e  inseguridades  que  hay  que  tratar  para  procurar  el  bienestar  de  la  madre,  del  recién  nacido  y  de  la  familia.  Estas  inseguridades  suelen  ser  mayores en los casos de padres primerizos. No hay que dudar  en  consultar  al médico  de  familia o al  ginecólogo aquellas  dudas  que  se planteen;  sus  consejos ayudarán  a  llevar  un embarazo mucho más tranquilo y satisfactorio. El embarazo, el parto y el posparto o no son situaciones exentas de riesgos. Si los problemas se detectan precozmente, se podrá mantener un control más exhaustivo de los mismos  y  así  resolverlos  adecuadamente.  Aunque  el acceso a la información actualmente es más fácil por la diversidad de medios, el asesoramiento de los profesionales será, seguramente, la mejor solución a cualquier duda o problema que ocurra.

Es muy importante considerar el embarazo y el parto como un proceso  natural,  fisiológico,  que  hay  que  vivir  con satisfacción y expectativas positivas de cambio, tanto  para  la  madre  como  para  el  padre.  En  caso  de presentar alguna alteración clínica, se tomarán las precauciones necesarias para evitar complicaciones durante  el  embarazo,  que  en  este  caso  podrá  ser  considerado embarazo de riesgo.

FUENTES:

  1. Canaval E, Gladys Eugenia, Jaramillo B, Cruz Deisy, Rosero S, Doris Haydee, & Valencia C, Mario Germán. (2007). La teoría de las transiciones y la salud de la mujer en el embarazo y en el posparto. Aquichan, 7(1), 8-24. Retrieved June 27, 2019, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1657-59972007000100002&lng=en&tlng=es.
  2. OMS | Salud materna y perinatal. (2019). Retrieved from https://www.who.int/reproductivehealth/topics/maternal_perinatal/es/
  3. ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA (2014), Guía práctica para padres. Desde el nacimiento a los tres años. Dodot. www.dodot.es/guia-practica-para-para-padres.
  4. OMS. (2018). Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo (p. 158). OMS. Retrieved from https://www.who.int/reproductivehealth/publications/maternal_perinatal_health/anc-positive-pregnancy-experience/es/
Read more...